¿Cómo llegar a ser un faraón? Requisitos

Posted by on
Requisitos y condiciones para ser un faraón

Requisitos y condiciones para ser un faraón

El Faraón era algo parecido a un rey, llegando a ocupar el cargo por herencia, es decir por ser hijo del Faraón anterior, o por ser un familiar directo, lo que quiere decir que el  pueblo de Egipto no elegía al Faraón.

El título de faraón, solamente  debería utilizarse en secreto, en el momento en el que Egipto llegó a serlo verdaderamente, en el que se propagó el poder de los faraones más allá de su territorio original, el cual que se produjo a mediados de la Dinastía XVIII, luego del reinado de Hatshepsut.

Durante las primeras dinastías los faraones eran considerados seres casi divinos, siendo identificados con el dios Horus. Desde la dinastía V, asimismo eran hijos del dios Ra. Regularmente en vida no fueron deificados, esto se daba una vez ocurrido el fallecimiento o tras la muerte de los mismos.

Es importante señalar que cuando un faraón se fusionaba con la deidad Osiris, el momento que adquiría la inmortalidad, así como una categoría divina, es entonces en los que se procedía a que fueran venerados como un dios más en los templos.

Sucesiones de faraones:

Con lo que respecta a la sucesión de faraones, así como la misma del propio Egipto vienen firmemente unidas, por lo que resulta casi imposible, por no decir imposible totalmente, desconocer una de ellas y decir que se es  experto en la otra.

Es importante resaltar que en los periodos más críticos cuando la anarquía reinaba en muchas zonas del país, continuamente existía al menos, un faraón que alegaba ser el genuino gobernante.

Uno de los sacerdotes más destacados que recibió la orden de la redacción de la historia de Egipto llamado Manetón, agrupó a los más de 300 monarcas en dinastías o linajes, aunque su obra se perdió aún queda algunos vestigios de la misma.

Desde el reinado de Menes, la monarquía tuvo momentos de debilidad y evidentemente que continuaba siendo cuestionada por la nobleza local. En ese caso no es de extrañar que en la dinastía II, los reyes perdieran marcadamente el poder y que hicieran frente a peligrosas revueltas, que en muchas ocasiones colocaron en peligro la estabilidad del país.

En el reinado del antiguo Egipto en el 2600 a 2200 a. C., sería entonces donde se arraiga la institución y los reyes pasan a ser monarcas absolutos que ostentaban derechos de carácter divino.

La época dorada de la monarquía egipcia es la que en la actualidad se conoce por algunos como Imperio Antiguo, aunque la denominación de imperio es únicamente le quede al imperio nuevo o a lo máximo al Imperio Medio.

Así pues, se da una serie de periodos en el pueblo egipcio, entre los que se destacan el Reino Medio, el Imperio Nuevo, el periodo tardío y el periodo Greco Romano.

En este último periodo fue en el que se reconoció al último faraón egipcio reconocido recae sobre la legendaria reina Cleopatra.

Finalmente, es importante destacar que una vez que Egipto pasó a formar parte del Imperio romano, los habitantes egipcios no dieran valor al cambio, siendo que los verdaderos faraones habían abandonado hace mucho tiempo el país.







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



                Te interesará ...